La Senda del Perdedor

A veces pienso que la vida da algunas oportunidades, que las veo pasar sin pestañear, mientras me tomo un trago.

sábado, marzo 08, 2008

Games


En la escuela perseguía a Jessica jugando al paquito libre, mi corazoncito de niño casi se me desencajaba cuando podía “capturarla” y llevarla a la capacha orgulloso, sus ojitos azules me miraban con picardía e inocencia infantil, mis manos agarraban con fuerza el tirante del delantal a cuadrilles azul para que no se me escapara, era feliz.

Nos tomábamos las manos como una ronda, pero era una línea de niños, la idea era capturar a incautos e incautas, era como una gran masa atrapadora de niños y niñas, se llamaba algo así como el matamoscas, era un trabajo de equipo, difícil de controlar, uno de los compañeros dirigía la masa móvil de niños.

Esta vez tengo la tiña me siento enfermo y me pica el cuerpo, pero el remedio es fácil: alcanzar a Jessica y aunque la quiero, la amo, y me casaría con ella, tengo que pasarle la tiña para liberarme y pasar de cazador a presa cuando ella esté con la tiña y corra tras de mi.

Ahora mi cabeza esta en el trasero de un compañero agachados y mi trasero se conecta con otra cabecita para formar el mas fuerte caballo de bronce, y el niño "palo" que sujeta con riendas de acero a este animal hecho de niños; el equipo rival se lanza hábilmente a las conexiones más débiles de este animalejo, las cabezas, para tratar de desestabilizar y dañar la estructura, el peso y los enviones son las armas, pero el caballo debe resistir, sino, repites los embates, juego duro pero entretenido.

Una pelota de la mejor calidad hecha de papeles de cuaderno, scotch , y bolsas plásticas generaba la “chorita patá” (en santiago le llaman “hoyito patá”) o pichangas antes de entrar a clases o en el recreo.

La chorita patá era una mezcla de habilidad y miedo, si la pelota cruzaba tus par de piernas con los pies bien posados en el piso el cobro era inmediato, y el miedo se instalaba en tu mente porque las patadas eran violentas a no ser que te tocara un amigo, cuento aparte era cuando tenías que saldar alguna cuenta con algún molestoso compañero ahí el ejercicio de levantar la pierna y encajar el tato en el trasero podía dejar en lagrimas a nuestro rival. Gran juego. Emocionante.

Y tantos juegos más.

Me acuerdo de eso mientras cargo el juego, y la memory card me deja justo donde lo dejé la última vez.

Me encuentro solo. La tele, el play y un joystick que vibra....

Donde estará la Jessica? Y el viejo caballo de bronce?

11 Comentarios:

  • A la/s 11:05 a. m., Blogger Roxi dijo...

    Hola!
    Chuta yo en los recreos veía como jugaban hoyito patá y me mataba de la risa, aunque a veces me dolía de ver cómo con algunos en particular se desquitaban en mala, descargaban toda su furia. Y mis compañeros hombres jugaban hasta grandes, bien grandotes los crazy.
    Yo mientras tanto estaba sentada al sol, hablando casi exclusivamente del Camilo (y observándolo cada minuto) mientras lo permitiera el jumper oscuro y no me calcinara de calor.
    Cuando más chica, jugaba al elástico, también a eso de perseguirse con los niños (si capturábamos a uno había que arrastrarlo hasta la puerta del baño rival, claro que bien niñitos entonces, pura inocencia en ese rapto).
    Una vez jugando a la escondida, estaba contando apoyada sobre mi brazo, la cabeza hundida y los ojos cerrados sobre un arbusto, y una profe que pasó por ahí, se acercó me empezó a hacer cariño en el pelo y a preguntarme por qué estaba llorando. Yo la miré atónita, le dije estoy jugando, y seguí contando. Fue raro, chistoso.
    Cuando más, más chica, primero básico debe haber sido, me sentaba todo el recreo y con los pies (nunca con las manos) escarbaba hoyitos en la tierra, que al finalizar el recreo tapaba con las manos. Esto en compañía de una amiga, con la que no hablábamos pues estabamos concentradísimas en cavar profundo y a toda velocidad, hartas veces me vuelve esa imagen y no logro recordar cual era el objetivo de eso, o cómo fue que se nos ocurrió, etc.
    Más hacia atrás todavía, en los recreos del kinder todos hacíamos bolas de tierra y las escondíamos como el más preciado de los tesoros.
    ¿Por qué tendremos tanta onda, con la tierra y el agua cuando chicos?
    Hay algo muy lindo en esa naturalidad, en ese contacto.
    También jugaba a Candy (esto me da un poco de verguenza contarlo), recreábamos situaciones de la serie con una amiga, una era candy y la otra any (nos turnábamos la heroína para no pelear), y hablábamos frente a los otros personajes que eran todos imaginarios.
    Que loco, leer esta mañana tu post, anoche soñé con el colegio, y justamente con los recreos, debe ser por que esta semana vi a un compañero que no veía hace poco más de 10 años. Es tan raro el paso del tiempo, los encuentros y desencuentros, es un poco la ley de la vida, pero no deja de sorprenderme.
    Abrazo!

     
  • A la/s 10:42 a. m., Blogger Cristian dijo...

    ¡Paquito libre! ¡Qué emoción!

    ¡La escondida utilizando la capilla del colegio como escondite secreto!

    Tantas cosas...

    Saludos.

     
  • A la/s 12:19 a. m., Blogger Ticha dijo...

    Demasiado bueno este post. Hace rato no leía algo así, refrescante.
    Sabes hace unos días volví a la U, a estudiar pedagogía para profesionales (I'm designer) y mi primera labor fue leerme un texto de Carlos Lomas, que trae un compilado de cuentos sobre experiencias escolares de muchos autores. Bueno, ahora debo escribir el mío. No es acaso una coincidencia justo leer tu relato.
    Ah! y en Temuco también se llamaba hoyito patá.
    Salu2.

     
  • A la/s 12:13 a. m., Blogger Abril_de_otoño dijo...

    paquito libre ejejejej que recuerdos...
    yo jugaba mucho a la casineta mi mama no era muy feliz pues mis zapatops se rompian con facilidad y se ensusiaban hufffff ejejeje
    lindos recuerdos as despertado,

    besitos niño,
    cuidate.


    abril.

     
  • A la/s 4:43 p. m., Blogger Venus dijo...

    Wuaaaa, que tiempos esos en donde se jugaba con los compañeros en el patio del colegio... creo que ya los niños no juegan así... que triste...

    Saludos

     
  • A la/s 4:15 p. m., Blogger mon dijo...

    Jajaja ya ni te has de acordar lo que me preguntaste hace algunos meses, pero esos parajes estan en Granada, España!!

    Por cierto, que chido recordar esos momentos donde ibamos al cole con los amigos y jugabamos enel recreo... me has puesto una sonrisa en la cara.

    Un beso

     
  • A la/s 2:44 p. m., Blogger Huevona Codependiente-Afectiva dijo...

    Ja já ...El paquito libre quien no jugó a esa huevá.

    Lindos recuerdos desde la lejana infancia.

    Pensándolo bien eran buenos momentos, sin preocupaciones y líos noviazgos que te dejan mal.

    Es fome ser grande.

     
  • A la/s 10:57 a. m., Blogger FuriosaCanifru dijo...

    Me parece que me confundiste con mi hermana, chica canifru. Yo no he cambiado, estoy igual

    Saludos.

     
  • A la/s 7:56 p. m., Blogger Abril_de_otoño dijo...

    mmmm ya se te esta extrañando pues niño....


    besos.

     
  • A la/s 3:53 p. m., Anonymous jacker dijo...

    Although from different places, but this perception is consistent, which is relatively rare point!
    nike dunk

     
  • A la/s 11:10 p. m., Blogger zai shenlaizai dijo...

    Fork shocks, the most common kind, have become a very popular component on mountain and BMX bikes in recent years.
    Some form of suspension system to protect them and the rider from feelingcarbon bike wheelsetevery bump on the road or trail.
    Otherwise bikes would feel like ysbike01 the old boneshakers of the nineteenth century.
    Good suspension protects the bicycle fromcarbon road framethe wear and tear of the road,
    increases traction by keeping the wheels on the ground, and also makes the rider more comfortable.
    Suspension can be built into a bicycle either directly through shock absorbers or indirectly through design.
    so now more and more full suspension carbon bike frame appear on the market.
    For example, in Yishun Bike, there are 26ER FM039carbon mountain bike frameand 29er FM069, and even 27.5er carbon full suspension mtb framsets.
    Some bikes, particularly off-road bikes, have carbon wheelsspring-loaded steel coils in the forks
    that absorb bumps and jumps and work like a car's shock absorbers.
    Other bikes have shocks built into the rear triangle of the frame, either on the seat stay or seat tube.
    Less often, bikes can be found with springs or other suspension systems built into the saddle or handlebars,
    though these create unwanted variables in bike fit.

     

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal